Desde el 2012 es director musical de la Orquesta Sinfónica del Bajo Rin del Teatro Krefeld-Mönchengladbach de Alemania, luego de haber estado cinco años (2007-2012) al frente del Landestheater Schleswig-Holstein, uno de los principales teatros germanos.

Su calidad artística fue reconocida en octubre de 2006 al convertirse en el primer director en recibir el German Conducting Award, temporada en la que se desempeñaba como director principal de la Ópera de Baja Sajonia en Hannover.

En su país natal fue director musical del teatro «Vanemuine» y Vanemuine Sümfooniaorkester en Tartu, en 1998, donde llevó a cabo Maskarade de Carl Nielsen, Cenicienta de Prokofiev, Eugene Onegin de Tchaikovsky, Tosca de Puccini y La Bohème, de Verdi, entre una variedad de conciertos sinfónicos.